Masaje Infantil

Masaje Infantil

El Masaje Infantil, es una antigua tradición que en muchas culturas se transmite de madres a hijas. Es un arte que ayuda a establecer conexiones profundas entre el padre, la madre y su bebé.

A través de la estimulación táctil permite contactar de una forma intensa con el mundo corporal y emocional del bebé.

Las manos cálidas y amorosas de los progenitores generan una comunicación especial, por medio del lenguaje que va más allá de lo verbal y de lo físico; es un acto de amor.
Desde el nacimiento los bebés necesitan ser tocados, acariciados. El contacto con el cuerpo de la madre les ayuda a comenzar una nueva vida con seguridad y confianza.
El Masaje Infantil facilita el espacio y el tiempo para que se establezca un diálogo que beneficia tanto a quien lo recibe como a quien lo da.
Realizado con frecuencia, despierta el interés por el placer del tacto y la comunicación.

En los años 80 Vimala McClure, crea el programa Internacional de Masaje Infantil de IAIM, después de su experiencia positiva en un orfanato de la India, donde observó la importancia que allí se daba al masaje a los bebés.
Posiblemente Vimala no imaginó que años más tarde, su programa sería considerado una herramienta imprescindible de comunicación entre padres y bebés que se imparte actualmente en más de 50 países.

Vídeo Sobre Masaje Infantil

Un diálogo piel a piel

1. Tacto Nutritivo

La comunicación táctil que se establece durante el masaje permite a los padres y madres comprender las necesidades del bebé y descodificar mensajes expresados a través de su cuerpo, a través de la piel.

2.- Conexiones neuronales

Los dos sistemas fundamentales, el nervioso y el endocrino se ponen en acción para favorecer las conexiones y la maduración física y psíquica del bebé a través del tacto.

3.- Los sentidos

En el momento del masaje se estimulan todos los sentidos, -el tacto, la voz, la vista y el olfato -, elementos todos ellos imprescindibles para el establecimiento de vínculos seguros con sus progenitores.

4.- Íntimo y de calidad

El masaje brinda un momento íntimo de gran calidad entre los padres/madres y sus hijos, que favorece y consolida la relación familiar.

5.-Tónico muscular

La presión que se ejerce al dar el masaje genera un diálogo tónico muscular. El bebé reconoce a papá o mamá por el calor, el tacto, la diferente presión que ejercen sus manos sobre el cuerpo.

6.- Contacto temprano y único con el padre y la madre

El contacto temprano, respetuoso y único con ambos progenitores, ayuda a eliminar las inseguridades y miedos que suelen generarse en los primeros meses después del nacimiento. Diferentes investigaciones y estudios con rigor científico confirman que el masaje tiene un efecto positivo en el desarrollo saludable del bebé y revelan la necesidad del Tacto Nutritivo como parte fundamental en los primeros años de la vida

CONTÁCTANOS

No estamos en todo momento. Pero puedes enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

Sending

©2015 AEMI (Asociación Española de Masaje Infantil)

Entrar con tus credenciales

o    

Forgot your details?